¿Qué es la Terapia Asistida con Animales (TAA)?

“Intervenciones que persiguen un objetivo curativo, paliativo, educativo o de mejora de la calidad de vida del usuario, que usa el vínculo persona-animal como parte del proceso de tratamiento”.



Lo principal cuando hablamos de TAA es que los beneficios no se limiten a las sesiones en sí: el objetivo es que el usuario lo generalice a otros entornos. Es entonces cuando podemos hablar de progreso y, por tanto, cuando la TAA influye en la calidad de vida de ese ser humano y su entorno cercano.



Para poder hacer honor al nombre “terapia”, estas actividades deben estar dirigidas, pautadas y evaluadas por profesionales de la salud (o de la educación) y aplicadas conjuntamente con el guía canino y su perro.

HISTORIA DE LA TAA

"Avanzamos porque observamos"


1792, Inglaterra, Dr. William Tuke, médico reconocido como el padre de la Terapia Ocupacional. Tras observar que la dependencia de un animal pequeño propiciaba el autocontrol en sus pacientes y que la interacción entre seres humanos y animales producía efectos positivos en la vida de los enfermos, decidió incluir animales de granja en sus tratamientos para mejorar las condiciones infrahumanas de los manicomios de la época. Consideró que mantener ocupados en actividades a los pacientes y “preocupados” en cuidar de animales era un gran complemento a la terapia medicamentosa.



1953, Estados Unidos, el psicoanalista Boris Levinson y su perro Jingles, fueron los primeros en demostrar los efectos beneficiosos de tener un animal en su consulta. El Dr. Levinson observó que los animales de compañía, sin ser directamente terapéuticos, con su sola presencia ayudaban a que los pacientes se expresaran mejor que si estaban a solas con el psicólogo.



1979, Estados Unidos, Dr. Samuel Corson (profesor de psiquiatría y biofísica de Ohio State University) conocido como el padre de la terapia asistida con mascotas, estudiaba los efectos del estrés en perros en los laboratorios de un hospital psiquiátrico. Un encuentro casual con un paciente que pidió conocer a sus perros le llevó a considerar la utilización de dichos perros en las terapias con los pacientes del centro. Sólo 3 de los 50 pacientes no respondieron a estos nuevos tratamientos (1) .

(1) Corson, S.A., O’Leary, Corson, E., Gwynne, P.H. 1975. Pet facilitated psychotherapy in Pet Animals and Society. Ed. R.S. Anderson. London: Baillière, Tindall and Baltimore.



 

OBJETIVOS DE LAS TAA

"El camino más largo comienza con un primer paso"

 

• Mejorar las habilidades cognitivas y motrices.
• Favorecer la vertiente afectiva.
• Desarrollar las habilidades sociales.
• Motivar el área comunicativa.

 

BENEFICIOS DE LAS TAA

"Tu sonrisa, nuestro mejor regalo"

 

• Desarrollar la empatía.

• Mejorar la relación con el entorno: el perro como puente.
• Reducir la resistencia a la terapia: “disfrazar” la terapia.
• Desinhibir a las personas.
• Romper la rutina.
• Mejorar la socialización.
• Brindar contacto físico.
• Expresión de sentimientos.
• Reducir la presión arterial y el estrés.
• Ofrecen motivación.

COLECTIVOS BENEFICIARIOS

"Un largo etcétera..."

 

• Geriatría.
• Psicogeriatría (Alzheimer).
• Autismo.

• Trastornos psiquiátricos.
• Síndromes Down.
• Enfermedades raras.
• Parálisis Cerebral.
• Niños en centros de acogida.
• Enfermos en hospitales, de larga duración.

 

 

• Pediatría.
• Discapacidad intelectual.
• Pacientes oncológicos.
• Rehabilitación.
• Lesión cerebral.
• Enfermos coronarios.
• Colectivos en riesgo de exclusión (presos, mujeres maltratadas, etc.)
• Aulas de educación especial.

• etc.

interacciones asistidas con animales

LAS DIFERENTES INTERACCIONES ASISTIDAS CON ANIMALES (IAA)

 

 

 

Nomenclatura

 

TAA – Terapias Asistidas con Animales
EAA – Educación Asistida con Animales
VAA – Valoración Asistida con Animales
AAA – Actividades Asistidas con Animales
PAR – Programas de Animal Residente